La ola del año nuevo

Cuando una ola rompe en la orilla, también lleva consigo granos de arena, que se depositan. Luego, al retroceder, se lleva consigo los granos que no han sido suficientemente bien anclados en la arena. De la misma manera, tratemos de mantener los mejores granos de arena que el año 2020 nos ha traído. Incluso las eneñanzas que los momentos más difíciles nos ha dado. Dejemos entonces que el reflujo de la ola se lleve lo que ya todos los granos de arena que no nos son útiles como por ejemplo:

  • la distancia emocional, la separación que pudimos haber experimentado y que a veces nos llevó a vivir la soledad,
  • las emociones conmovedoras que nos sacudieron, la ira, el miedo y la tristeza. Aunque si nos han hecho más fuertes hoy, no son saludables a largo plazo.
  • Y finalmente, todas las excusas – las razones reales y falsas – que pueden haber frenado nuestros planes y nuestro impulso a vivir nuestra vida.

Ha llegado el momento de dar la bienvenida a la ola de esperanza renovada de este nuevo año y de abrir de par en par la puerta que nos conecta con nuestra alma. Este vínculo con nuestra esencia más profunda nos permitirá un mayor aliento de libertad y el deseo de volar más allá de nuestros propios límites interiores. Reanudar con nuestros sueños con esa mirada pura, confiada y sonriente que tienen los niños que saben abrazar con el corazón y transformar todo en un soplo de amor. Les deseamos un sonriente y leve año 2021. ❤️
Bernard y Angy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.